For a better experience please change your browser to CHROME, FIREFOX, OPERA or Internet Explorer.
    Descripción

    CPC es una medida relativa a las campañas de publicidad por internet a través de medios pagados que indica el costo por cada clic que se hace en un anuncio.

    Definición CPC

    CPC o Coste por Clic es un indicador de rentabilidad o modelo de coste que se basa en el pago de un importe por cada clic obtenido en anuncios ya sea en formato textual, vídeo, banner publicitario, imágenes o cualquier otro soporte.

    Diferencia entre CPC con CPM y CPA

    Teniendo en cuenta cuál es la definición de CPC, es un término que está relacionado con otros relativos de igual manera al marketing digital como el CPM y CPA.

    El CPM o Coste por mil es un valor cobrado a cada mil impresiones de un anuncio en una página web. O sea, el precio que el anunciante desea para cada mil anuncios publicados.

    Por otro lado, el CPA o Coste por adquisición es más específico. Se define como el coste total que invierte el anunciante en publicidad online para lograr que un usuario realice una compra.

    Ventajas del CPC

    • Únicamente se paga cada vez que un usuario interactúa con el anuncio, se da por hecho que ese usuario tiene un interés en el producto o servicio.
    • El anunciante puede controlar el precio máximo que pagara por cada clic.
    •  El CPC ofrece unas bases claras y sólidas para el cálculo del presupuesto publicitario que facilita la creación de una oferta para el anunciante.

    Desventajas

    • Con el costo por clic se corre el riesgo de pagar por clics involuntarios o de baja calidad.
    • Puede no ser el modelo ideal para todas las circunstancias, dependiendo de la campaña que se quiera lanzar.

    Si escogemos un modelo de CPC para nuestros anuncios, nos interesa tanto reducir los costes por clic como conseguir que cada clic sea relevante, para ello se debe fraccionar la publicidad de manera que cuanto más relevante sea el anuncio para su receptor, más probabilidades habrá de que este haga clic.

    Cuanto más alto sea el ratio de clic, mayor será la calidad y las probabilidades de que el sistema nos recompense con costes por clic bajos serán mayores.

    Las pujas altas nos ayudarán a que nuestro anuncio se muestre más y en mejor posición, lo que a la larga puede beneficiarnos. Por otro lado, hay que vigilar que los costes por clic se adapten al presupuesto del que disponemos y a las potenciales conversiones que pueden generar.

    Y por último, escoger las palabras clave adecuadas, ya que si haces publicidad en buscadores, la investigación de keywords es fundamental.

    El CPC se calcula de una forma simple, dividiendo el valor invertido por el número de clics: CPC = Costo total/Número de clics, de esta manera se podrá saber cuál es el valor máximo que se debe pagar por un clic que lleve hasta un website.

    Los anuncios pagados en internet son una alternativa dinámica y eficaz, llevando a cabo una evaluación y monitorización de los resultados  de acuerdo con los objetivos que los anunciantes quieren alcanzar.