For a better experience please change your browser to CHROME, FIREFOX, OPERA or Internet Explorer.
    Descripción

    El Coste por Adquisición (CPA) es también llamado coste por venta es un modelo de pago para los anuncios online, donde el anunciante únicamente paga cuando su anuncio online conlleve una venta. Este modelo de coste es lograr ventas a corto plazo, garantizando un ROI rentable para los anunciantes, ya que los soportes sólo cobrarán cuando se formalicé la venta.

    Este modelo de pago, CPA puede tener un precio fijo, donde el anunciante pagará la misma cantidad de dinero por cada venta que se realicé a través del anuncio online sin importar el importe de la adquisición. Este modelo es muy beneficioso cuando las cestas de compra del ecommerce del anunciante son de precios muy similares o idénticos. Por otro lado el CPA también puede tener un precio variable, normalmente un porcentaje sobre el importe de venta, donde el anunciante pagará una comisión al soporte sobre la venta que se haya realizado a través del anuncio online.

    El modelo más codiciado por los anunciantes

    El CPA es uno de los modelos de pago más deseado  por  los anunciantes, ya que les asegura la rentabilidad de su ROI.

    Para una campaña de branding el CPA no seria  el modelo más adecuado, ya que el objetivo de estas es generar una visibilidad a la marca, por lo cual sería preferible utilizar un CPM (Coste por mil impresiones) a un CPA, ya que suele ser más barato además de llegar a mayor número de usuarios.

    Sin embargo para campañas de tráfico o conversiones el modelo más obvio es el CPA, puesto que el anunciante se asegura de que llegue un tráfico cualificado, asegurándose las ventas. Por lo que el CPA sólo es recomendable utilizarlo en empresas ya consolidadas o con campañas de branding activas.

    Pros y contras del coste por adquisición

    Pros

    •  Este da seguridad a la hora de invertir en una campaña publicitaria, ya que solo pagas si tu anuncio obtiene resultados.
    • Está totalmente vinculado al ROI, ya que hay una conexión directa entre anuncio y venta. Por tanto, nos será muy fácil conseguir que la campaña salga rentable.
    • Dado que el modelo no se basa en las impresiones, sino en la capacidad de convencer al usuario para que realice una acción, da lugar a formatos y estrategias menos invasivos.

    Contras:

    • Muchos sitios web son reacios a trabajar con este modelo, ya que se arriesgan a ofrecer su espacio publicitario y no recibir nada a cambio si la campaña no da resultado.
    • Solo es adecuado para un tipo muy específico de campañas, en las que es posible contar con un modelo de atribución directo y obtener resultados en forma de ventas a corto plazo.