For a better experience please change your browser to CHROME, FIREFOX, OPERA or Internet Explorer.

Blog de actualidad jurídica, legal, TI...

Modelo 200 ¿Qué es el impuesto de sociedades?

La presentación del impuesto de sociedades puede llegar a ser un dolor de cabeza para cualquier tipo de empresa, pequeña o mediana.

Si eres el representante de una Sociedad, debes liquidar periódicamente este impuesto a través del modelo 200 que ofrece la web de la Agencia Tributaria, y que puedes rellenar online.

Para rellenarlo se necesita información recopilada durante el ejercicio de la actividad económica. Por esta razón, es recomendable que cuentes con la ayuda de un sistema de gestión contable como el de Yuki, que te ayude a organizar lo relativo a la presentación de impuestos, así como la información de ejercicios anteriores.

¿Qué es el modelo 200?

Si acabas de constituir una empresa, te preguntas que sirve el modelo 200. Se trata del modelo fiscal que te permite liquidar el impuesto sobre sociedades a la Agencia Tributaria. Es un tributo que afecta de manera exclusiva a las rentas de las sociedades que trabajan y residen en España. Es decir, todas aquellas que tienen su dirección de actividad y fiscal en este territorio, y siguen las leyes españolas en su funcionamiento.

De todos modos, algunas comunidades autónomas, como el País Vasco, tienen un concierto económico diferente que hay que tener en cuenta.

¿A quién afecta?

Para evitar sanciones de Hacienda, tienen que presentar el modelo 200 las siguientes sociedades, hayan tenido o no actividad durante el tiempo en el que hay que liquidar el impuesto:

  • Sociedades mercantiles, colectivas y laborales
  • Sociedades estatales, autonómicas, provinciales y locales.
  • Agrupaciones de interés económico.
  • Fondos de inversión inmobiliaria.
  • Fondos de pensiones.
  • Fondos de Capital Riesgo (VC).
  • Uniones temporales de empresas.

Plazos de presentación

La presentación a la Administración del mod. 200 tiene que realizarse a los 6 meses y 25 días de haber acabado el ejercicio económico correspondiente. Es decir, si tu sociedad ha dado por finalizado su año natural el 31 de diciembre, deberás presentar la declaración entre los días 1 y 25 de julio.

Por otro lado, si estás incluido en un grupo fiscal, cada uno de los integrantes tendrá que presentar sus importes líquidos. En este caso, el formulario tendrá que estar firmado por los representantes de la entidad a la que se le haya dado la capacidad de representación.

Descubre como completar el Modelo 200 en VISMA | yuki

Con la ayuda del software de contabilidad Yuki puedes presentar los impuestos de una forma segura, sencilla, rápida y ahorrando mucho tiempo.

Cálculo del impuesto de sociedades

Mediante el formulario, podrás pagar el impuesto sobre sociedades, pero ¿Cómo sabes cuánto te corresponde abonar? Es indispensable conocer las normas básicas y condiciones genrales que te permiten entender el cálculo de este tributo en el territorio español.

En primer lugar, antes de hacer cualquier operación matemática, necesitas estar informado del gravamen que le corresponde a tu actividad económica:

  • General, del 25 %.
  • Reducido, del 15 %. Solamente pueden aplicarlo las sociedades nuevas de emprendedores, que no son patrimoniales y cumplen diferentes requisitos legales.
  • Reducido del 20 %. Es el que se usa en las cooperativas.

Una vez que sepas en cuál de estos grupos encaja tu negocio, ya puedes multiplicar por el porcentaje correspondiente tus resultados contables. Es decir, al resultado de restar tus gastos a los ingresos. Pero, no puedes quedarte aquí. Cuando ya sepas la cifra final, será necesario efectuar una serie de ajustes fiscales. Ten en cuenta, por ejemplo, que no todos los gastos que registras son deducibles. Por lo tanto, no puedes darle a todos el mismo tratamiento. En otras palabras, la cifra que deberás pagar como impuesto de sociedades es la que resulta de deducir, finalmente, las bonificaciones que te correspondan a la resta de los gastos de los ingresos, y multiplicarlo por el tipo de gravamen que te afecta.

Modelo 200 Impuesto

Cómo rellenar el modelo 200

Antes de cumplimentar tu modelo 200 del impuesto sobre sociedades, es necesario que sepas qué información deberás aportar para poder prepararla.

Para empezar, tendrás que dar tus datos personales, los del negocio y los referidos al resultado de tu contabilidad, con los ajustes fiscales solicitados. Esto implica que necesitarás disponer de tu balance económico, la cuenta de pérdidas y beneficios, y cualquier documento de ingreso que pueda afectar al cálculo final de este impuesto.

Una vez tengas esta información en tu poder es el momento de rellenar las diversas páginas del formulario online. Para ello, deberás haberte identificado previamente con tu certificado electrónico.

En cuanto accedas al modelo 200, verás que las primeras páginas se dedican a solicitarte los siguientes datos:

  1. Identificación de la sociedad.
  2. Ejercicio y período impositivo/periodos impositivos.
  3. Clave identificativa de la actividad económica.
  4. Datos personales del declarante.
  5. Razón social.
  6. Códigos de identificación.

Posteriormente, rellena el modelo señalando las claves de la declaración que hacen referencia al tipo de entidad que declara, el régimen de atribución aplicado, el estado de cuentas, los empleados, la pertenencia a un grupo fiscal y la posible presentación de una declaración complementaria.

Por supuesto, también se te solicitarán datos económicos de la sociedad:

  • Saldo de las cuentas principales.
  • Pérdidas y ganancias.
  • Cambios en el patrimonio neto.
  • Liquidación, teniendo en cuenta el resto de las deducciones, los ajustes realizados a las pérdidas y ganancias.
  • La compensación por anteriores bases imponibles que hayan salido negativas.
  • El resultado de la multiplicación de la base imponible por el tipo de gravamen correspondiente.
  • Bonificaciones y deducciones.

El documento, finalmente, se firmará por el secretario del consejo y los representantes autorizados por la sociedad.

Asimismo, ten en cuenta que cuando entregues a la AEAT tu declaración del impuesto de sociedades, también tendrás que acompañarla de una serie de documentos. Serán todos los que especifica su reglamento, y que están destinados a justificar las operaciones reflejadas en la cuenta correspondiente. Esto puede aplicarse a ciertas deducciones que necesiten demostrar su validez documentalmente.

Qué ocurre si es una declaración «a devolver»

Es posible que tu declaración del impuesto sobre sociedades a través del modelo 200 te salga a devolver. Esto ocurre cuando, sobre todo, hayas hecho previamente pagos a cuenta o retenciones por una cantidad superior al resultado final de la declaración presentada.

En este caso, tienes derecho a la devolución del dinero entregado de más. Esto se hará con una transferencia por parte de la AEAT a la cuenta corriente que hayas indicado previamente. Si esto no es posible por alguna razón, puede solicitarse la devolución con un cheque cruzado del Banco de España.

Modelos fiscales relacionados con el 200

Al hacer la declaración del impuesto de sociedades, debes saber que la Agencia Tributaria cuenta con otros formularios que están relacionados. Conocerlos te ayudará a entender mejor todas las posibilidades a tu alcance.

El modelo 202 se usa para que las sociedades hagan pagos fraccionados del impuesto de sociedades. Debe presentarse de manera obligatoria en los casos en que las operaciones económicas que se realicen superen los 6.010.121,04 euros anuales, sin tener en cuenta la existencia de beneficios.

Por su parte, el modelo 220 es el que se aplica en la presentación de la liquidación del impuesto en los grupos de sociedades.

Asimismo, el modelo 222 es el destinado al pago fraccionado del impuesto de sociedades, según lo establecido en el artículo 40 de la Ley del Impuesto sobre Sociedades. Su uso se circunscribe a las normas sobre tributación, en el caso de los beneficios consolidados por grupos de sociedades cooperativas.

Para acabar, también hay que tener en cuenta el uso del modelo 232, que se relaciona de manera directa con la declaración de operaciones y situaciones de actividades económicas en paraísos fiscales. Tienen que presentarlo tanto las sociedades como los contribuyentes del impuesto sobre la renta no residentes correspondientes, pero establecidos de manera permanente en el país.

Por lo tanto, cuando vayas a hacer la declaración del impuesto sobre sociedades, que afecta a la actividad económica de tu negocio, además de usar el modelo 200 debes tener en cuenta el resto de los formularios relacionados. Todo siempre según la situación en que te encuentres en un momento determinado del año fiscal.

Un software adecuado para la presentación del impuesto de sociedades

Después de toda esta información, estarás pensando que cumplimentar el modelo 200 para Hacienda es una tarea, cuanto menos, compleja. Es necesario aportar diversos documentos, tener la contabilidad perfectamente al día y, además, dominar la presentación electrónica de los diversos modelos fiscales.

Contar con un software especializado en automatización de tareas de contabilidad se convertirá en tu mejor aliado a la hora de hacer todos estos procedimientos con éxito. Por eso, los expertos de Yuki han trabajado para ofrecerte una solución digital adecuada.

Si solicitas una demo, podrás comprobar sus diversas funcionalidades a la hora de gestionar la documentación de tu negocio y establecer un calendario del contribuyente que te permita controlar todas las presentaciones de impuestos sin problema. Además, también cuenta con un asesor que resolverá tus principales dudas acerca de todos estos procedimientos. Es gratuita y sin compromiso. ¿Por qué no te animas a comprobar las ventajas que ofrece para tu negocio?

Yuki es un Software de contabilidad online 100% en la nube, totalmente digital e innovador, que aporta una visión general de lo que sucede para todos tus clientes.

Publicaciones Blog DACEBA

Ayudas Kit Digital

Búsqueda por contenido:

Publicidad