For a better experience please change your browser to CHROME, FIREFOX, OPERA or Internet Explorer.

Contrato de arras

Contrato de arras

Un contrato de arras es lo que se conoce como anticipo. Es un contrato, entre un comprador y un vendedor, en el que ambas partes se ponen de acuerdo y pactan la reserva al firmar la compraventa de un inmueble, casa o vivienda. Así que, una vez se pacta la reserva, el comprador da una pequeña cantidad de dinero en concepto de señal, que será descontada cuando entregue el total.

En el contrato de arras también se detalla la fecha límite. Asimismo, el vendedor se compromete a no aceptar otras reservas en ese período o a vender el inmueble, casa o vivienda. Para que sea efectivo deberá estar presente un notario que confirme que la operación se ha realizado con éxito.

¿Para qué sirve el contrato de arras?

El contrato de arras sirve para reservar un inmueble, vivienda o casa. Con la  firma del contrato y entrega de una señal por parte del comprador, el vendedor se compromete a la reserva y venta de la vivienda al comprador. El período para la venta será establecido previamente y deberá ser pactado por ambas partes.

¿Qué debe contener este tipo de contratos?

  • Datos personales de comprador y vendedor, con sus correspondientes documentos de identidad.
  • Una descripción de la casa o vivienda.
  • Precio final de la compra de la vivienda o casa.
  • Precio que se pagará en concepto de señal, especificando de forma clara que dicha cantidad entregada es a cuenta de la compraventa de la propiedad y que se descontará del precio de la vivienda en el momento de firmar la escritura.
  • Tiempo máximo para formalizar la venta.
  • Posibles cargas de la propiedad.
  • Cómo ser realizará el reparto de los gastos de compraventa.
  • Indemnización de daños
  • Condiciones o situaciones para la resolución del contrato

Tipos de contratos de arras

Hay tres tipos de contratos de arras o modelo de contrato: confirmatorias, penales y penitenciales

Arras confirmatorias

Las arras confirmatorias son las más usadas entre los contratos de arras. Garantizan que la compraventa se va a realizar y que se entrega a cuenta un anticipo del precio o pago. En este tipo de contrato no es posible desistir el contrato y, caso de que se haga, la parte perjudicada podrá exigir el cumplimiento del mismo.

Otra opción será la resolución de la obligación y la devolución del dinero entregado como anticipo con intereses. En caso de que el vendedor sea el perjudicado, se deberá entregar el pago de algunos intereses.

Arras penitenciales

¿En qué se diferencian las arras penitenciales de las arras confirmatorias? Pues en que se puede desistir libremente del contrato cualquiera de las partes. En este caso, se deberá abonar la cantidad que se haya fijado de forma previa en el contrato.

Las arras penitenciales son un medio lícito de desistir las partes del contrato de compraventa mediante la pérdida o restitución doblada.

Si es el comprador el que incumple el contrato, perderá la señal entregada. En caso de que fuese el vendedor, deberá entregar el doble de la cantidad que se recibió en concepto señal.

Arras penales

Las arras penales son muy similares a las anteriores, solo que aunque se haya desistido no se implica que desaparezca la obligación. En este tipo de contrato es importante que se refleje la posibilidad de que la parte cumplidora resuelva el contrato o exija el cumplimiento. Es un proceso más largo que los anteriores.

Así que, a la hora de realizar este tipo de contrato, procura que un experto en asesoría inmobiliaria esté presente para poder explicar con detalle todo lo que conlleva.

Consecuencias incumplimiento de un contrato de arras

La ley establece que cuando se incumple con el contrato de arras y la venta no se lleve a cabo dentro del plazo estipulado en el contrato, de forma automática se liberan ambas partes de cualquier compromiso contraído. Además el responsable de la demora pierde el importe de la señal, sin importar las circunstancias que hayan impedido que se llevará a cabo la operación.

De acuerdo con el artículo 1454 del Código Civil español, la ley tiene previstas una serie de penalizaciones para quien incumpla con el contrato de arras:

  • Si es el comprador quien incumple el contrato de arras, será él quien perderá la señal que previamente ha aportado a la firma del contrato.
  • Si es el vendedor quien incumple con el contrato de arras, no solo se verá obligado a devolver el pago de la señal que el comprador entregó, sino que dicho pago deberá ser el doble de la cantidad entregada (considerada como indemnización).

Enlaces de interés y otras entradas del blog

Top

Esta web utiliza cookies, al navegar por esta página aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información. ACEPTAR

Aviso de cookies